La fotografía como una manifestación antropológica. El feminismo y Barbara Kruger

“Trabajo con imágenes y palabras

porque tienen la habilidad de determinar

quienes somos y quienes no somos”

 Barbara Kruger

barbara-kruger-5La fotografía, aunque siempre de manera paralela, pero presente en las manifestaciones artísticas ha tomado diversos rumbos a lo largo de la historia. Sunsan Sontag (1), afamada crítica de fotografía, menciona que “El inventario inicio en 1839 y desde entonces se ha fotografiado casi todo o así parecía” refiriéndose al magnifico descubrimiento realizado por Louis Daguerre en Francia con el daguerrotipo y un año después por Henry Fox Talbot en Inglaterra con el calotipo.

Son diversos los materiales que han dado soporte a imágenes fotográficas, láminas con un recubrimiento de plata, vidrio, acetatos de celulosa, papel, etc., que al igual que sus avances tecnológicos, la intención de la fotografía, su accesibilidad, su apreciación y uso se ha ido transformando en el tiempo.

En 1888, George Eastman introduce al mercado la cámara llamada Kodak No. 1 con el slogan “aprieta el botón y nosotros haremos el resto” (2), desde aquel entonces y a la fecha los adelantos tecnológicos de la imagen no han dejado de acompañar a fotógrafos ahora reconocidos a nivel mundial.

pro-choice-barbara-krugerAl ser la fotografía, en esencia, una imagen nítida que captura un instante de la realidad, el fotógrafo la digiere, la captura y la demuestra. En ambos sentidos, como acontecimiento de una realidad social particular o como manifestación personal del fotógrafo, es un suceso antropológico, ya sea individual o colectivo.

A principios de la década de los años sesenta en el siglo XX el pensamiento global sufrió un cambio debido a la fascinación por las nuevas tecnologías y materiales, que ofrecían una amplia gama de posibilidades para crear y proyectar nuevos cánones de belleza hacia el mundo. El pensamiento y la apreciación de la vida cambio. Ocurrió la conquista del espacio exterior, el hombre llego a la luna y se lanzaron los primeros satélites al espacio. Los avances tecnológicos dieron lugar a la creación de nuevos materiales. En la moda se comenzaron a utilizar materiales sintéticos y diseños futuristas (3).

El sistema capitalista promovió el desarrollo de la industria cultural en donde los jóvenes fueron protagonistas y promotores de una actitud deseosa de cambio y vanguardista. Surgieron movimientos sociales como el de la contracultura, el fenómeno hippie, el movimiento por los derechos civiles, el pacifismo, el feminismo, entre otros (3).

 Marian López (4) describe al posmodernismo como “ … momento histórico a través de un capitalismo multinacional, una sociedad de consumo que presenta características específicas como la obsolescencia planificada, la sucesión incesante de modas y estilos, la penetración de la publicidad, televisión y medias a toda la sociedad …”. Estados Unidos fue uno de los países del primer mundo que vivió intensamente esta “pseudo” evolución.

BarbaraKruger-Untitled-We-Dont-Need-Another-Hero-1985Barbara Kruger (5), nacida en Estados Unidos en 1945 con carrera trunca en artes plásticas y en diseño publicitario y con el antecedente de haber trabajado en las revistas Madmoiselle y Conde Nast. Enfocada a la publicidad de moda en sus primeros empleos orienta su carrera artística en la manifestación de un tema tabú, un grito sórdido y colectivo sobre la rol que vive la mujer inmersa en una sociedad patriarca.

A principios de la década de los ochenta Kruger despega su carrera con una personalidad bien definida hacia la protesta reflexiva sobre los cánones que dicta esta sociedad capitalista y comercial que se viene gestando desde los años sesenta. Kruger se dio a conocer utilizando la fotografía en blanco y negro seleccionando imágenes íconos de la sociedad acompañándolas por frases en textos blancos y bandas en color rojo que nos evocan a la reflexión.

 Su tema favorito, la crítica respecto a la mujer dentro de una sociedad en la que el mismo feminismo la ha colocado en una posición de asumir más roles que los previos en una sociedad de consumo en donde la mujer se ha convertido en el producto mismo.

El retrato de Marilyn Monroe y su sonrisa inigualable con esos labios rojos resulta del todo provocadora cuando Kruger la acompaña con la frase “Not stupid enough”, un grupo de hombres maduros trajeados acompañados por la frase ”77% de los líderes antiaborto son hombres. 100% de ellos nunca tendrá un embarazo”, la imagen de una madre elogiando la musculatura infantil de su hijo con la frase “no necesitamos a otro héroe” son algunas de sus obras que ejemplifican la queja constante de Kruger hacia el papel estereotipado de la mujer en la sociedad moderna (5).

Marian López (4), en su artículo “Arte, feminismo y posmodernidad, apuntes de lo que viene” menciona que “el sistema social contemporáneo ha comenzado a perder capacidad para retener su propio pasado”. Aludiendo lo efímero de la vida moderna y la pérdida del arraigo en cuestiones de identidad.

Kruger demuestra su experiencia en diseño y publicidad para la creación de instalaciones que confieren mayor impacto a su discurso. Salas de exhibición que manera de cubo invitan al espectador a adentrarse en su mundo de imágenes y textos predominantes en rojo, blanco y negro. Las imágenes y la tipografía en gran formato hacen de las instalaciones de kruger, que a pesar de lo subversivo, contrastan con el manejo armonioso de la composición y la perspectiva.

 La obra de Barbara Kruger es un ejemplo de cómo la fotografía es una evidencia de una manifestación de sucesos socio culturales, que evoca de lo colectivo a lo personal y viceversa y que carecería de fundamento sin el entorno social y mediático que le confiere un lugar en el tiempo y el espacio.

20140705-190801-68881029 11870798195_eb6b962ed9_b 

Referencias

  1. Susan Sontag. Sobre la fotografía en la Caverna Platónica
  1. Ruhrberg, et. Al. Arte del siglo XX. Pintura, escultura, nuevos medios y fotografía, editorial Océano, España, 2003.
  1. Eimert, Dorothea. Art of the twenty century, Parkstone, Vietnam, 2013.
  1. Marián López Fernández. Arte, feminismo y posmodernidad. Apuntes de lo que viene, consultado en línea.
  1. Sin autor. Barbara Kruger. Principales obras y comentarios. Consultado en línea

 Proyecto D’ART te invita a publicar un artículo sobre arte contemporáneo consulta la convocatoria para escritores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s